Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Volver

Las consecuencias del delito de tráfico de drogas: penas y decomisos

Las consecuencias del delito de tráfico de drogas: penas y decomisos

En otros artículos de nuestro blog hemos hablado de los delitos contra la salud pública, en un sentido más o menos general. Y hoy queremos centrarnos en las consecuencias del delito de tráfico de drogas.

Por mucho que se incida en ello, este es uno de los delitos más duramente sancionados del Código Penal. No solo por implicar sanciones económicas y penas privativas de libertad, sino especialmente porque puede afectar a muy diversos ámbitos.

Así, serán penados los provocadores, conspiradores y proponedores. Pero también las personas jurídicas que puedan estar involucradas. Además, a la responsabilidad penal de todos los implicados se agregará la responsabilidad civil, por no olvidar el decomiso de sustancias, bienes y efectos.

De modo que vamos a explicar las diferentes sanciones asociadas a un delito de tráfico de drogas. El lector comprenderá que, en caso de querer defenderse de una acusación por narcotráfico, le va a resultar imprescindible contar con abogados penalistas especializados en esta clase de delitos.

Las consecuencias del delito de tráfico de drogas

El delito de narcotráfico se condena en el artículo 368 del Código Penal. Este lo define como ejecutar “actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promueva, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines”.

Estamos, por tanto, ante un delito de contenido amplio donde el desvalor no radica en el resultado producido, sino simplemente en propiciar unas condiciones en que aparezca un riesgo para la salud de las personas.

Penas privativas de libertad

El artículo 368 del Código Penal establece que quien cometa un delito de narcotráfico será castigado con pena de prisión de uno a tres años, o entre tres y seis cuando la sustancia o producto cause grave daño a la salud.

Sanciones pecuniarias

Además de las penas privativas de libertad, los delitos de tráfico de drogas llevan asociadas sanciones pecuniarias. En su versión más simple estamos ante una multa del tanto al duplo del valor de las drogas o sustancias, o del tanto al triplo si la droga causa grave daño a la salud.

Penas para las personas jurídicas

Las personas jurídicas a las que se declare responsables de estos delitos deberán abonar una multa:

- De dos a cinco años o del triple al quíntuple del valor de la droga, la cuantía más elevada, si la pena de prisión prevista fuera de más de cinco años.

- O de uno a tres años o del doble al cuádruple del valor de la droga, la cuantía más elevada, en caso contrario.

También se les podrán imponer algunas de las penas reservadas a las personas jurídicas, como:

- Suspensión de actividades.

- Clausura de locales.

- Prohibición de realizar actividades.

- Inhabilitación para acceder a prestaciones o contratos públicos.

- Intervención judicial.

- Disolución de la personalidad jurídica.

En el caso de que se considere organización criminal, las penas aplicables alcanzarán los nueve a doce años de prisión y multa del tanto al cuádruplo del valor de la droga. Para los jefes de la organización se reservará una pena superior en grado.

¿Por que es tan importante contar con abogados especialistas en delitos de tráfico de drogas?

Porque la persona acusada de un delito de tráfico de drogas podrá ser condenado con elevadas penas de prisión y elevadas multas penales, por lo que en caso de querer defenderse de una acusación por narcotráfico, le va a resultar fundamental contar con la asistencia jurídica de abogados especialistas en delitos de narcotrafico.

Supuestos subjetivos especiales: administrador, provocador, conspirador, proponedor…

Quien haya participado en un delito de tráfico de drogas como provocador, conspirador o proponedor podrá ser condenado con una pena inferior en uno o dos grados a la del actor. Por su parte, los administradores de grupos criminales recibirán una pena superior en grado, como acabamos de comprobar.

Decomiso de bienes, sustancias y efectos

Conforme al art. 374 CP, serán objeto de decomiso las drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas, equipos, materiales y sustancias empleados en su elaboración y bienes, medios, instrumentos y ganancias. Los primeros serán destruidos, mientras que los segundos se adjudicarán al Estado.

Responsabilidad civil del condenado

El condenado por un delito de tráfico de drogas deberá hacer frente a su responsabilidad civil. De hecho, con los pagos que realice se reparará primero el daño causado y se indemnizarán los perjuicios. Cuando estos estén cubiertos se procederá a indemnizar al Estado por el importe de los gastos realizados en la causa. Y solo cubiertas estas partidas se podrán pagar las multas y luego los costes procesales.

La graduación de las penas

Como ocurre con otros delitos, el delito de tráfico de drogas contempla diferentes circunstancias agravantes y atenuantes. En muchas ocasiones, la labor del abogado radica precisamente en hacer que se tengan en consideración estas circunstancias, incrementándose la pena de su acusado o reduciéndose la de su defendido.

En el caso de las personas jurídicas, su responsabilidad penal puede reducirse o exonerarse mediante la implantación de un programa de compliance penal. Esto es particularmente importante para aquellas empresas susceptibles de que se cometa un delito de tráfico de drogas en su nombre o beneficio.

Contacte con nosotros, y nuestro despacho de abogados estudiarán su caso concreto. Ofrecemos asistencia y asesoramiento penal a nivel nacional e internacional. Además, contamos con:

Despacho de abogados en Barcelona
Despacho de abogados en Tarragona
Despacho de abogados en Reus 
Despacho de abogados en Tárrega