Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Volver

¿Qué puede hacer el propietario si el inquilino no paga el alquiler?

¿Qué puede hacer el propietario si el inquilino no paga el alquiler? ¿Qué procedimientos judiciales existen para reclamar el impago de la renta del alquiler? ¿El coronavirus exime del pago del alquiler?

¿Qué puede hacer el propietario si el inquilino no paga el alquiler?

Si el inquilino no abona las cuotas del arrendamiento, e impaga el alquiler, el propietario debe hablar con el inquilino, y en caso de que no se solucione, ya sea porque lleva semanas sin abonar ningún pago, o porque lleva varios meses no abonando el pago del alquiler, el propietario tiene que contactar con un abogado especialista, lo más rápido posible. 

Con la mayor celeridad posible se tendrá que interponer un requerimiento previo o burofax dirigido al domicilio del inquilino para solucionar el conflicto por la vía amistosa, de no ser posible llegar a un acuerdo, no quedará otra que ir por la vía judicial.

¿Qué procedimientos judiciales existen para reclamar el impago de la renta del alquiler?

El propio articulo 27.2 a) de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) establece que el arrendador (propietario) podrá resolver el contrato de arrendamiento por la falta de pago de la renta o, en su caso, de cualquiera de las cantidades cuyo pago haya asumido o corresponda al arrendatario. Por lo tanto, el propietario podrá resolver el contrato si el inquilino no paga el alquiler.

El propietario, con la ayuda de un abogado especialista, deberá instar uno de estos dos procedimientos judiciales:

-Procedimiento de reclamación de rentas impagadas: En este caso los abogados del propietario tendrán que instar un procedimiento judicial con el fin de recuperar las rentas impagadas, y el procedimiento idóneo para hacerlo será mediante el procedimiento monitorio.

El procedimiento monitorio para reclamar rentas impagadas es el más rápido y eficaz. Mediante este procedimiento, el propietario podrá reclamar el impago de las rentas desde que el inquilino deje de pagar y las deudas que se hayan acumulado por los suministros como la luz, el agua o el gas.

Se recomienda acudir a un abogado especialista para agilizar los trámites lo antes posible, al tratarse de procesos judiciales complejos.

La demanda de procedimiento monitorio deberá estar acompañada de las pruebas que pueda valerse, en este caso, las principales pruebas serán el contrato de arrendamiento de la vivienda, copia de las escrituras de la propiedad, copia de los recibos impagados de los suministros, etc.

-Procedimiento de desahucio: procedimiento judicial encaminado a que el propietario recupere su vivienda alquilada. Esta figura está regulada en el artículo 440.3 y 4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Para instar el procedimiento de desahucio es indispensable acudir a la vía judicial para el desalojo de la vivienda ya que si lo hace el arrendador por sí mismo a la fuerza puede verse envuelto en un delito penal.

Para iniciar este trámite será conveniente contactar con un abogado especialista como los del equipo de Forcam Abogados. Para incoar este procedimiento es necesario la intervención de abogado y procurador. El juez competente para estos casos será el del lugar donde radique el inmueble alquilado.

Para instar esta demanda habrá que acompañarla de otros documentos, algunos de ellas, son el poder notarial para pleitos o apud acta, contrato de arrendamiento, escritura de propiedad, etc.

El proceso se inicia mediante demanda dirigida al Juzgado de Primera Instancia del domicilio del arrendamiento, una vez recibida demanda al Juzgado, este dictará un Decreto en el que se señala la fecha del juicio (para que se oponga el inquilino si quiere) y la fecha de lanzamiento para que se practique oficialmente el desahucio.

¿Qué es lo que nunca debe hacer el propietario si no le pagan el alquiler?

Puede que, ante una situación de este tipo, llegado el caso, resulte tentador para el propietario tomarse la justicia por su propia mano, pero eso nunca se debe hacer, en ninguna circunstancia. El propietario debe solucionar los problemas mediante el asesoramiento jurídico de un abogado. 

Recomendamos en todo momento que el propietario cumpla con los siguientes puntos:

-No se debe cortar los suministros de la vivienda alquilada. Y es que privar al inquilino moroso de servicios básicos como la luz, el agua o el gas puede ocasionar una demanda por su parte, e incluso recibir una denuncia.

-No se debe acudir a la Policía con intención de denunciar un delito: dejar de pagar el alquiler es un incumplimiento de contrato, no un delito. Es un incumplimiento del contrato, por lo tanto, se debe reclamar por la vía civil, no por la penal.

-No se debe amenazar al inquilino: de nada servirá amenazarle o insultarle, puesto que se está cometiendo un delito, y este comportamiento no ayudará al propietario a reclamar el impago del arrendamiento.

-No se debe forzar la vivienda: aunque no este el inquilino en la vivienda, el propietario no puede forzar la cerradura, porque es un delito de allanamiento de morada.

-No recibir por parte del inquilino moroso dinero, si el procedimiento judicial ya está iniciado: lo recomendable es que en el caso de que el inquilino moroso quiera pagar, se ponga en contacto con el abogado del propietario.   


Les recordamos que en Forcam Abogados, los abogados especialistas en derecho civil podrán aclararle cuantas dudas le surjan en su caso concreto.

Puede seguirnos en Linkedin y estar a la actualidad de nuestras noticias.