Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Volver

Todo lo que debes saber sobre la violencia de género

Se entiende por violencia de género cualquier acto violento o agresión, basados en una situación de desigualdad en el marco de un sistema de relaciones de dominación de los hombres sobre las mujeres que tenga o pueda tener como consecuencia un daño físico, sexual o psicológico.

Estás siendo víctima de maltrato si te sientes identificada con alguna de estas conductas

El maltrato, siempre busca un mismo objetivo, erosionar la autoestima de la mujer con el fin de que el agresor aumente su grado de poder y control.

Hay muchas formas de violencia contra las mujeres, aquí acercamos algunas indicaciones para poder identificarlas.

Violencia física

Incluye cualquier acto de fuerza contra el cuerpo de la mujer, con resultado o riesgo de producir lesión física o daño: golpes, quemaduras, pellizcos, tirones de pelo, picadas, empujones, lanzamiento de objetos, uso de armas, intentos de estrangulamiento, intentos de asesinato, intentos de provocar abortos...

Violencia psicológica

Incluye toda conducta, verbal o no verbal, que produzca en la mujer desvalorización o sufrimiento: insultos; menosprecios; amenazas; abuso de autoridad; falta de respeto; culpabilizar a la mujer de todo lo que ocurre en la casa de modo que al final ella piensa que es la culpable de todas las situaciones de tensión; mostrar celos, etc.

El maltrato psíquico es el más difícil de detectar, dado que sus manifestaciones pueden adquirir gran sutileza; no obstante, su persistencia en el tiempo deteriora gravemente la estabilidad emocional, destruyendo la autoestima y la personalidad de la mujer.

Violencia sexual y abusos sexuales

Incluyen cualquier acto de naturaleza sexual forzada por el agresor o no consentida por la mujer, y que abarcan la imposición, mediante la fuerza o con intimidación, de relaciones sexuales no consentidas, y el abuso sexual, con independencia de que el agresor guarde o no relación conyugal, de pareja, afectiva o de parentesco con la víctima.

Acoso sexual

Incluye aquellas conductas consistentes en la solicitud de favores de naturaleza sexual, para sí o para una tercera persona, en las que el sujeto activo se valga de una situación de superioridad laboral, docente o análoga, con el anuncio expreso o tácito a la mujer de causarle un mal relacionado con las expectativas que la víctima tenga en el ámbito de dicha relación, o bajo la promesa de una recompensa o de un premio en el ámbito de esta.

¿Por que a tantas mujeres le resulta difícil salir de una situación de violencia de género?

El maltrato es un proceso cíclico que se inicia poco a poco, como un goteo de pequeños episodios que parecen insignificantes pero que no lo son.

El ciclo comienza con una primera fase de Acumulación de la tensión (agresiones verbales y psíquicas) en la que la víctima va percibiendo como el agresor va respondiendo con más agresividad y encontrando motivos de conflicto en cada situación.

Una segunda fase supone el Estallido de la tensión, en la que la violencia se vuelve más virulenta, dando cabida a la agresión física.

En la tercera fase, denominada Arrepentimiento, el agresor pide disculpas a la víctima, y trata de mostrar su arrepentimiento. Esta fase se va reduciendo con el tiempo, siendo cada vez más breve hasta desaparecer. Al mismo tiempo que el agresor muestra su arrepentimiento, puede ocurrir que simultáneamente excuse su conducta culpabilizando a la víctima de modo que la mujer acaba dudando de cualquier cosa que hace o piensa.

Actuaciones cuando se produce una agresión

Si sufres una agresión es necesario que te pongas en contacto con el departamento especializado en violencia de género de FORCAM ABOGADOS. Además, es necesario que realices algunas actuaciones que serán de gran utilidad en los procedimientos judiciales, penales o civiles, que se inicien con posterioridad. La mayoría de estas actuaciones tienden a que quede probada la realidad de la agresión y que tú misma te encuentres protegida.

Llama a la policía, da tu nombre y la dirección donde te encuentras y solicita ayuda. Mientras llega la patrulla es conveniente que sigas rigurosamente sus indicaciones. Es posible que la policía proceda a la detención del agresor, trasladándolo a la comisaría.

Si se produjeron lesiones físicas, es conveniente que sigas los siguientes consejos:

Acude a un centro médico-sanitario. El parte médico de urgencias será remitido al Juzgado de Guardia. Es conveniente que expliques con precisión todas y cada una de las lesiones sufridas, si también te forzó a mantener relaciones sexuales y si tienes señales de agresiones anteriores.

Toma fotografías de las lesiones. Ten en cuenta que es posible que pasen días hasta que seas citada por el juzgado para que el/la médico/a forense examine las lesiones sufridas y para entonces estas pueden desaparecer totalmente. Será de gran ayuda que puedas acercar fotografías en las que se puedan observar las lesiones tal y como eran en los días ya posteriores a la agresión.

Acude al/ la médico/a de familia, pon en su conocimiento los hechos sucedidos para que pueda realizar un seguimiento de las lesiones. No olvides que estas últimas son tanto las físicas como las psíquicas.

Si tras la ruptura sigues siendo acosada:

Puede suceder que, tras decidir romper la relación, el agresor siga persiguiéndote, vigilándote, llamándote constantemente, atemorizándote, molestando a familiares y amigos, desprestigiándote laboralmente, amenazándote con suicidarse o hacer daño a un ser querido.

Ante esta situación:

  • Denuncia la situación.
  • Evita cualquier contacto con él.
  • No aceptes nunca un encuentro a solas.
  • Evita estar sola.

¿Como se acredita una situación de violencia de género?

La situación de violencia se acreditará por cualquiera de las siguientes formas:

  • Certificación de la orden de protección o de la medida cautelar.
  • Sentencia que declare que la mujer sufrió violencia.
  • Certificación y/o informe de los servicios sociales y/o sanitarios de la Administración pública.
  • Certificación de los servicios de acogida de la Administración pública.
  • Informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de violencia.
  • Informe de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social.

Les recordamos que en Forcam Abogados los abogados especialistas en violencia de género podrán aclararle cuantas dudas le surjan en su caso concreto.

Puede seguirnos en Linkedin y estar a la actualidad de nuestras noticias.